Viaje a Panjim, India 04

Posted India
Noche 04 – de Mumbai a Panjim

Siempre le tuve miedo a este día. Por muchos motivos: recorrer 800km en un bus nocturno.

Me acomodo en mi litera enana mientras se va llenando el autobús de gente, de unos 30 compañerxs de cuarto por una noche.

Todo lo vivido estos 4 días fue para afrontar este momento con seguridad y confianza. Así lo hago.

No me siento incómoda en ningún momento (si no fuese por el calor y la litera estrecha). Ahora entiendo qué hay detrás de esos ojos marrones intensos y tengo el carácter suficiente como para notar (en muchos casos) que intimido yo más a ellxs que ellxs a mi. Estoy preparada y ya no hay miedos.

Al rato de arrancar sorprendo al encargado cerrándome la cortina, aislándome. No lo entiendo, me muero de calor pero la mantengo cerrada. A los pocos minutos el autobús se para y sube un batallón de vendedores ambulantes ofreciendo entre gritos agua, sandwiches, chicken roll,… Estoy demasiado drogada de biodraminas como para reaccionar y ahí me quedo recluida en mi improvisado convento.

Intentó evitar que me convirtiese en atracción de feria, aún así alguno que abría la cortina se quedaba mirando como si tuviese tres ojos: “Lady’, water?, chicken roll?” Y tras él, los demás. Sonrío al encargado y me gano un cómplice de viaje. Sigo estando cómoda.

Y así 14 largas horas. Duermo, despierto, duermo, parada en medio de ninguna parte, despierto, sudo, pienso, duermo, duermo.

Hago repaso de Mumbai. Nunca vi tal cantidad de personas. Nunca.

Demasiada gente, demasiado tráfico, ruido, animales, olores. Demasiados retos. Demasiada energía.

Hace tiempo fui un fantasma, pasaban a través de mi sensaciones, lugares y personas. Nada sucedía dentro. Hasta que en su momento fui zarandeada l suficientemente fuerte como para quitar telarañas y empezar a sentir.
Mumbai tiene ese “demasiado” capaz de resetear cualquier máquina fantasma.

Gracias por recordarme esa lección, pero ahora tengo ganas de empezar nueva fase en nuevo estado: Goa, donde a través de la ventana. Del bus, con los primeros rayos de sol, intuyo palmeras y colores que para mi significa haber elegido el camino correcto.

SARA HORTA. Trayecto de Mumbai a Panjim 2015

Comments (0)

Deja un comentario